NAUFRAGIO, TRAGEDIA RELIGIOSA EN EL CANAL CHACAO, 2 DE FEBRERO DEL 2010





12 víctimas dejó en el Canal Chacao, el naufragio de la embarcación "Soledad II", que zozobró en el sector de Lobería frente a la isla La Sebastiana, en medio de un fuerte temporal.

La nave se dirigía a Chacao y se estimó que sufrió algún problema en el timón.

La nave "Soledad II" zarpó sin permiso según la Capitanía de Puerto de Carelmapu, y llevaba a fieles que habían participado en la fiesta religiosa de la Vírgen de La Candelaria.

 
PARA LEER: hacer clic en imagen, copiar o guardar en archivo, y luego abrir para leer






 
Encuentran posible víctima de la tragedia del canal de Chacao
(http://www.cronica.cl/, 21 de febrero de 2010)

Esta tarde un grupo de algueros artesanales descubrió en las cercanías de Chaitén, el cuerpo de un hombre que podría corresponder a una de las seis de las 12 víctimas, que permanecen desaparecidas en el canal de Chacao desde el pasado 1 de febrero tras el naufragio de la embarcación "Soledad II" en el canal de Chacao, en la Décima Región.
Alrededor de las 13:20 horas las autoridades fueron informadas del hallazgos y dispusieron el envío de una unidad para el traslado del cuerpo de sexo masculino al Servicio Médico Legal (SML) de Puerto Montt, para determinar la identidad del fallecido.
El descubrimiento sucede luego que el jueves la Armada de Chile, encargada de la búsqueda redujera el personal encargado en labor de rastreo.


Identificaron nueva víctima de la tragedia en el canal de Chacao
(http://www.cronica.cl/, 23 de febrero de 2010)

Como el capitán de la barcaza "Soledad II", fue identificado el cuerpo que apareció el pasado sábado en el sector de Caleta Buill, comuna de Chaitén.
Tras un intenso trabajo conjunto entre el Servicio Médico Legal (SML) y la PDI de Puerto Montt, se logró identificar a Ramón Edgardo Lozano Lozano, viudo de 42 años y capitán de la accidentada embarcación el pasado 2 de febrero.
Tras confirmar el nombre del occiso y en conversación con Agencia ORBE, el inspector de la PDI Carlos Guerino, destacó la complejidad para identificar los restos, asegurando que "el cuerpo estaba totalmente 'jamonificado' debido a los más de 20 días que pasó en el agua, por lo que debió macerar -pasar de líquido a sólido- para rescatar algunos dedos, los cuales sirvieron finalmente para despejar su identidad".
El cuerpo de Ramón Lozano fue encontrado el pasado sábado en Caleta Buill, emplazada entre Chiloé y el continente, a 150 kilómetros rectos del naufragio, que todavía tiene desaparecidas a cinco personas.
"Tuvimos suerte", decretó Guerino, "porque de haberse ido mar adentro hubiera sido imposible hallarlo", remató.















*** NOTA DEL AUTOR: es importante que las personas tengan muy bien claro, que la responsabilidad en estos naufragios es casi exclusiva del dueño de la embarcación y de su piloto. 
El día 30 de agosto de 2014 me tocó, Gracias a Dios, viajar a la Fiesta Religiosa de Jesús Nazareno de Caguach, partiendo desde Dalcahue.
Fue una sorpresa para mi encontrarme con la sinvergüenzura y la irrresponsabilidad del piloto de la pequeña barcaza "S.J.TADEO" - CHO 1394, que ya echaba marcha con 100 personas abordo, cuando llega un pelotón de marinos a detener la maniobra. Los marinos debieron quedarse sobre cubierta, porque "el porfiado piloto" insistía en zarpar. ¡No habían salvavidas a bordo! Adultos y niños, familias completas, iban a viajar "sin salvavidas". Luego de 1 hora llegaron salvavidas "prestados". 
Todos los pasajeros desembarcaron y tuvieron que subir nuevamente "bajo control y uno por uno, con el salvavidas puesto". 
Así que es el colmo, que cuando hay algún naufragio se busque "ensuciar la imagen" de la Armada de Chile, porque "no hay control". 
De regreso, desde Caguach, subieron otros pasajeros e iban más de 150 personas, ya todos apretujados de a 3 en un metro cuadrado. ¡Y sin salvavidas! Y eso que de ida al piloto ya lo habían amonestado.
Los marinos que controlaban las embarcaciones que salían desde la isla, se encontraron que "El Tadeo" había zarpado sin control, y una lancha rápida con marinos a bordo, los alcanzó a la cuadra para observar que "¡nadie llevaba salvavidas!"
Al llegar a Dalcahue, un grupo de marinos esperaba la barcaza, comandados por un Teniente bien disgustado por la situación, al que yo personalmente me acerqué a hacer la denuncia. 
"¡Siempre pasa lo mismo! Hay cantidad de denuncias y ellos se enojan... Pagan las multas y luego vuelven a hacer lo mismo", comentaba.
Que increíble decriterio y completa falta de razón, no sólo del piloto del barco, sino de las personas que regresaban de Caguach, del padre o la madre que no le pusieron el salvavidas ni a sus hijos. En las 3 horas de navegación de vuelta, el fuerte viento pegaba del norte, mientras el oleaje azotaba el casco de la barcaza y la hacía elevarse de punta. A Dios Gracias nada malo ocurrió.
Esta fiesta religiosa contaba con un enorme despliegue de seguridad, de Carabineros de Chile, de la Policía de Investigaciones y, por supuesto, de la Marina de Chile, que no sólo mantenía un helicóptero de rescate en constante vuelo, sino que además en la bahía de Caguach se encontraba el Buque Médico Dental "CIRUJANO VIDELA".

Navegación del "Tadeo", Dalcahue - Caguach / 100 personas "con salvavidas"

Navegación del "Tadeo", Caguach - Dalcahue / más de 150 personas "sin salvavidas"
(fotografías de WFL, 30 de agosto de 2014)